Judith R.
Acudí junto con mi marido a un taller presencial de una madre molona, queríamos aprender más sobre esta manera de educar por si era aplicable a nuestra situación (mi hija mayor es de otro padre) y fue todo un acierto. Estructuré en mi cabeza conceptos que ya venía aplicando y no sabía ni porqué, aprendí el funcionamiento del cerebro de un niño a grandes rasgos para entender mejor a mi hija, y al ir los dos juntos aprendimos que sí y que no hacer, y qué debíamos ser más equipo aún si cabe. Sí tenemos que recomendar un curso, es el de Isabel y Marido sin dudar