Cristina G.
Ir al taller  fue un acierto, soy maestra y no tengo niños todavía, pero quería  conocer otra forma de entender las conductas de mis alumnos y poder responder a ellas de manera diferente. En ocasiones hay situaciones que nos superan. Ha sido un descubrimiento la educación positiva, la molona y marido son muy divertidos y tienen una forma de explicar especial. Ánimo a los maestros y maestras a descubrirla y llevarla a las aulas. No os arrepentiréis.